Definición de halógenos

El término halógeno se emplea para hacer referencia a un elemento químico que forma parte de un grupo compuesto por el bromo, el cloro, el yodo, el flúor y el astato, que tienen algunas sales de aparición frecuente en el entorno natural.

Halógeno

Los halógenos muestran una tendencia a formar un ion haluro: un compuesto que tiene un átomo halógeno y un grupo funcional, catión o elemento con menor electronegatividad. A los compuestos que presentan halógenos se los conoce como compuestos halogenados.

Con siete electrones de valencia en su capa externa, los halógenos deben reaccionar con otro elemento para cumplir con la regla del octeto. La elevada electronegatividad de sus átomos le otorga una alta reactividad, una característica que hace que puedan resultar dañinos para los seres vivos en ciertas cantidades.

Los halógenos tienen múltiples usos. Suelen utilizarse para fabricar lámparas halógenas, que se caracterizan por su luz brillante y blanquecina.

Las lámparas halógenas, por lo tanto, presentan algún elemento halógeno. Por lo general incluyen bromo o yodo con un gas inerte y un filamento de tungsteno. Gracias al equilibrio térmico del gas y el filamento, estas lámparas tienen una vida útil extensa, que les permite resistir el calor y ofrecer un mejor rendimiento en comparación a las lámparas incandescentes.

Con halógenos también se produce el teflón, un polímero que se destaca por su resistencia a la corrosión y al calor. Este material es parecido al polietileno, aunque los átomos de hidrógeno se reemplazan con átomos de flúor. El teflón se emplea en utensilios de cocina y en la medicina, por ejemplo.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de halógenos (https://definicion.de/halogenos/)

Buscar otra definición