Definición de

Hematófago

Un hematófago es un animal cuya alimentación está basada en el consumo de sangre. El elemento compositivo hemato-, de hecho, hace mención a este líquido que circula por las venas y las arterias, mientras que -fago alude a “que come”.

Los hematófagos, por lo tanto, comen sangre. Antes de avanzar, es importante mencionar que la sangre se forma con plasma y células en suspensión, llevando nutrientes y oxígeno a las diversas células del cuerpo.

Mosquito succionando sangre humana

Los mosquitos son los insectos hematófagos más conocidos.

Navega por el índice de temas del artículo.

Animales hematófagos

Entre los animales hematófagos más conocidos se encuentran insectos, anélidos y mamíferos que se sustentan con esta clase de nutrición. Estos organismos han evolucionado mecanismos especializados para obtener y consumir sangre de sus huéspedes. Las pulgas, las garrapatas, los piojos y las hembras de los mosquitos, por ejemplo, son insectos hematófagos.

Es importante mencionar que los hematófagos muchas veces transmiten enfermedades infecciosas. Hay mosquitos que son vectores de malaria, fiebre amarilla y dengue, mientras que las garrapatas propagan la enfermedad de Lyme, por mencionar algunas posibilidades.

Si bien los animales hematófagos pueden ser considerados molestos o incluso dañinos debido a la transmisión de enfermedades, también desempeñan un papel importante en los ecosistemas. Por ejemplo, los mosquitos son una fuente de alimento para numerosas especies de aves, peces y otros insectos.

Mosquitos

Los mosquitos, que es el nombre común que reciben los insectos culícidos de la suborden de los nematóceros y del grupo de los dípteros, son hematófogos. Estos insectos se encuentran distribuidos en casi todos los hábitats del mundo, desde regiones tropicales hasta zonas templadas. Su presencia es más notable en épocas de calor y humedad, cuando su reproducción y actividad son más intensas.

Los mosquitos son considerados plagas debido a su capacidad de transmitir enfermedades como la malaria, el dengue, el virus del Zika y la fiebre del Nilo Occidental, entre otras. Éstas representan un grave problema de salud pública en diversas partes del mundo. A través de su picadura, los mosquitos pueden infectar a humanos y animales con los patógenos que portan, lo que puede resultar en enfermedades graves e incluso la muerte. Es importante tomar medidas para controlar su población, como el uso de repelentes y mosquiteros, y la eliminación de posibles criaderos de agua estancada.

La hembra del mosquito es la responsable de la picadura, ya que necesita la sangre para el desarrollo de sus huevos. Poseen un aparato bucal alargado y afilado que les permite perforar la piel de sus víctimas y succionar la sangre. Por otro lado, los machos se alimentan de néctar y no requieren sangre para su supervivencia. Su función principal es la reproducción, y suelen ser más pequeños y menos molestos que las hembras.

A pesar de su reputación negativa, los mosquitos también desempeñan un papel ecológico. Son una importante fuente de alimento para muchas especies, como aves, murciélagos, peces y otros insectos acuáticos. Además, las larvas de mosquitos, que se desarrollan en el agua, actúan como filtradores, contribuyendo a mantener la calidad de los ecosistemas acuáticos.

Vampiros

Entre los mamíferos hematófagos encontramos a los murciélagos de la subfamilia Desmodontinae, conocidos como vampiros. Los vampiros atacan a sus presas en sectores donde la sangre circula cerca de la piel; si el huésped presenta pelos en ese sector, los quitan con sus molares y colmillos para luego realizar un corte con sus incisivos.

A diferencia de la representación popular, los murciélagos vampiros no chupan la sangre de sus presas como lo haría un vampiro ficticio. En cambio, hacen pequeñas incisiones en la piel de animales como aves, ganado o incluso humanos, y lamen la sangre que fluye. Estas incisiones son casi indoloras y rara vez causan daño significativo a sus hospedadores.

Murciélago vampiro colgado

Los vampiros realizan incisiones en sus huéspedes para lamer su sangre.

Los murciélagos vampiros han desarrollado un comportamiento social complejo. Viven en colonias que pueden incluir desde unas pocas docenas hasta miles de individuos. Dentro de estas colonias, establecen jerarquías sociales y tienen sistemas de regurgitación de sangre para ayudar a los miembros de la colonia que no pudieron encontrar una fuente de alimento.

A pesar de su reputación infundada, los murciélagos vampiros no representan una amenaza significativa para los humanos. Sin embargo, pueden transmitir enfermedades, como la rabia, si están infectados. Afortunadamente, la incidencia de transmisión de enfermedades de murciélagos a humanos es extremadamente rara y se puede prevenir evitando el contacto directo con ellos.

Cómo citar este artículo Publicado por Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Actualizado el 15 de mayo de 2023. Hematófago - Qué es, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/hematofago/
Definiciones Relacionadas
Buscar otra definición
x