Definición de calefacción

Calefacción es un término con origen etimológico en el latín tardío calefactio. El concepto se emplea para aludir al acto y el resultado de calentarse o calentar.

Para saber qué es la calefacción, por lo tanto, primero hay que entender en qué consiste la acción de calentar. Este verbo hace mención a la transmisión de calor a un objeto o cuerpo, provocando un incremento de su temperatura (es decir, de la magnitud física que, justamente, revela el nivel de calor).

Retomando la idea de calefacción, puede señalar al método empleado para brindar calor o para aumentar la temperatura. Lo habitual es que se use para nombrar al conjunto de los equipos y los dispositivos cuya función es calentar un ambiente.

Estufa

La calefacción permite calentar un ambiente cerrado.

La calefacción, una necesidad humana

A diferencia de los animales, el ser humano no dispone de plumas o de una gran cantidad de pelo para protegerse del frío. Por eso necesita apelar a distintos recursos para su calefacción.

Abrigarse con ropa es, desde la prehistoria, el procedimiento básico para darle calor al cuerpo. El dominio del fuego hace cerca de 450.000 años fue otro hito en la calefacción.

Sin embargo, las llamas acarrean diversos peligros, desde quemaduras hasta intoxicaciones por la acumulación de humo o gases. La creación de estructuras como el hipocausto y el hogar o chimenea ayudaron a solucionar parte de estos inconvenientes.

Con el paso del tiempo se llegó a la invención de la estufa, un aparato que aún es clave en la calefacción de las viviendas. Se trata de un artefacto que, recurriendo a la combustión o a la electricidad, permite calentar un lugar.

Sistema de calefacción

Radiador para calefaccionar una habitación.

Tipos de estufa

Actualmente se comercializan diferentes tipos de estufa. Las más populares son las estufas de gas que presentan un quemador donde se concreta la combustión y que disponen de una ventilación.

Las estufas eléctricas, por su parte, producen calor con la corriente eléctrica gracias al denominado efecto Joule (que implica la transformación de un porcentaje de la energía cinética de los electrones en calor). Además hay estufas que tienen un radiador, una pieza metálica que cobija la circulación de un fluido caliente para transmitir el calor al ambiente.

Cuando hay una única fuente que se encarga de aumentar la temperatura de un edificio completo, se habla de calefacción central o calefacción centralizada. En este caso, suele haber una caldera para calentar el agua que alimenta, a través de tuberías, a múltiples radiadores.

La calefacción, clave en la climatización

La climatización consiste en dotar a un ambiente de las condiciones necesarias de temperatura, humedad, etc., para asegurar la comodidad de las personas que se encuentran en el sitio. La calefacción, en este marco, es muy importante en la época invernal y en las regiones más frías.

Las habitaciones de hoteles suelen contar con calefacción para el bienestar de los huéspedes, al igual que los restaurantes y los centros comerciales para satisfacer a sus clientes.

Los automóviles también poseen sistema de calefacción. Por lo general, se aprovecha el calor que genera el motor cuando está encendido; tras un paso por el radiador, es enviado al interior del vehículo por un ventilador.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2021.
Definicion.de: Definición de calefacción (https://definicion.de/calefaccion/)

Buscar otra definición