Definición de macromoléculas

Antes de entrar de lleno en el significado del término macromoléculas que ahora nos ocupa, vamos a descubrir su origen etimológico. En este caso, podemos subrayar que es un neologismo formado a partir de la suma de los siguientes componentes léxicos:
-El término griego “macros”, que puede traducirse como “grande”.
-La palabra latina “molecula”, que está formada por dos componentes a su vez: el sustantivo “moles”, que es sinónimo de “masa”, y el sufijo “-cula”, que significa “pequeña”.

Macromoléculas

Además de todo lo indicado, tenemos que exponer que fue el químico de origen alemán Hermann Staudinger (1881 – 1965), el que le dio forma al término macromoléculas. Exactamente utilizó por primera vez esa palabra en un artículo que publicó en la revista “Helvetica Chimica Acta” allá por mayo del año 1922.

Este científico, que fue ganador del Premio Nobel de Química en el año 1953 por sus descubrimientos en el ámbito de la química macromolecular, también es conocido por descubrir las cetenas y también la llamada como reacción de Staudinger.

A los moléculas de tamaño grande se las denomina macromoléculas. Se trata de elementos que suelen contar con un peso molecular alto (es decir que la sumatoria de sus pesos atómicos es elevada).

Cabe destacar que una molécula es la unidad menor de una sustancia que, ya sea compuesta por átomos diferentes o iguales, mantiene sus propiedades químicas. Lo habitual es que una macromolécula esté formada por miles de átomos.

Existen las macromoléculas orgánicas y las macromoléculas inorgánicas. Según sus características, por otra parte, es posible clasificarlas en distintos grupos. Por ejemplo, de acuerdo a cómo se repiten sus subunidades estructurales (que reciben el nombre de monómeros), se las denomina ramificadas o lineales.

De la misma manera, otra clasificación establece, basándose en la composición, que existen las macromoléculas copolímeros, que están formadas por dos o más monómeros, y las homopolímeros, que tienen un único polímero.

Si lo que tenemos en cuenta es su origen, se habla de dos tipos bien diferenciados:
-Las macromoléculas artificiales, entre las que se encuentran los polímeros, por ejemplo.
-Las macromoléculas naturales, como son los polisacáridos, las proteínas o los carbohidratos, entre otros.

Las proteínas son macromoléculas que se desarrollan a partir de cadenas de aminoácidos. Se trata de sustancias que resultan indispensables para la vida ya que cumplen funciones estructurales y defensivas y favorecen el crecimiento.

Los lípidos también son macromoléculas. En este caso se constituyen principalmente por hidrógeno y carbono y, en menor cantidad, oxígeno. Además pueden presentar nitrógeno, azufre y fósforo.

El conjunto de las macromoléculas incluye a los hidratos de carbono (conocidos además como carbohidratos, sacáridos o glúcidos). Sus componentes más importantes son el carbono, el oxígeno y el hidrógeno.

Tanto las proteínas como los lípidos y los hidratos de carbono son macronutrientes. Estas macromoléculas forman parte de esta categoría debido a que aportan energía al organismo. Como se puede advertir, una misma sustancia puede ser considerada macromolécula y macronutriente de manera simultánea ya que no son clases excluyentes entre sí. Cada concepto hace referencia a cuestiones diferentes.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de macromoléculas (https://definicion.de/macromoleculas/)

Buscar otra definición