Definición de

Pragmática

La pragmática es un área de la lingüística que se dedica al análisis del lenguaje en su vínculo con las personas que lo hablan, considerando las distintas circunstancias que forman parte del proceso comunicativo y los enunciados que se emiten en él.

El término procede del vocablo latino pragmatĭcus, a su vez derivado del griego pragmatikós. Más allá de su acepción como disciplina de la lingüística, tiene otros usos, pudiéndose emplear como sustantivo e incluso como adjetivo.

Lingüística

J.L. Austin, H.P. Grice y John Searle son algunos de los teóricos que contribuyeron al desarrollo de la pragmática.

La pragmática como disciplina

La pragmática estudia cómo se utiliza el lenguaje teniendo en cuenta la relación que se desarrolla entre los hablantes, el contexto y los enunciados. De este modo, examina la forma en que los seres humanos elaboran e interpretan mensajes en situaciones concretas.

Esto hace que la pragmática vaya más allá de la lingüística ya que presta atención a factores como las intenciones y los conocimientos que tienen los interlocutores acerca del mundo. Existe, en este marco, una competencia que disponen los individuos para usar la lengua con fines comunicativos considerando elementos que trascienden los signos lingüísticos.

Sus orígenes

Los orígenes de la pragmática como campo de estudio se ubican en la década de 1930. Por aquel entonces, el semiótico y filósofo Charles William Morris acuñó el término para hacer referencia al análisis de los signos en relación con los hablantes.

De todas formas, los especialistas indican que existen antecedentes mucho más lejanos, mencionando a los retóricos de la antigüedad como los primeros pensadores en reflexionar acerca de estas cuestiones. Hoy se entiende que la pragmática constituye una forma de acercamiento a los fenómenos lingüísticos que tiene en cuenta los aspectos del contexto.

Gracias a la especificidad que alcanzó con su desarrollo histórico, la pragmática actualmente se diferencia del estructuralismo y de otras corrientes de la lingüística. Su mirada, como el propio nombre lo indica, es pragmática, en el sentido de orientarse a la utilidad o la practicidad.

Comunicación

La pragmática analiza tanto el lenguaje escrito como el lenguaje oral, siempre en relación al contexto.

Principios de la pragmática

Puede indicarse que la pragmática presenta la particularidad de examinar cómo incide el contexto a la hora de interpretar el significado de un enunciado. Así, observa componentes que no son puramente lingüísticos, como los vínculos interpersonales o el estatus de los interlocutores.

El análisis del discurso que realiza la pragmática considera que los actos de habla son más que emisiones de oraciones con contenido de tipo semántico. Una correcta interpretación exige que se establezca apropiadamente el contexto. Dicho de otro modo: una misma expresión puede interpretarse de diferentes maneras según el diálogo debido a que, de acuerdo al contexto, puede ser una metáfora, una ironía o tener un sentido literal.

El llamado conocimiento pragmático es la competencia que le permite a un sujeto, partiendo de una inferencia o una deducción, captar la intencionalidad y lograr la decodificación del enunciado para interpretarlo debidamente.

Los especialistas en pragmática sostienen que el emisor, al enviar un mensaje, realiza una referencia que posibilita la identificación de algo. El receptor, por su parte, hace una inferencia para la interpretación de dicha referencia. Esto supone que la referencia no está dada por los términos en sí mismos, sino por cómo los emplea el hablante. La comunicación resulta exitosa cuando el receptor tiene la capacidad de inferir aquello que el emisor efectivamente quería expresar.

Gesto

Más allá de lo lingüístico, la pragmática presta atención a la comunicación no verbal y a otros elementos.

La deixis

La deixis es clave en la pragmática. Así se denomina al señalamiento a una expresión, un tiempo, un espacio o un individuo que se concreta a través de determinados elementos de la gramática.

Como se puede advertir, la deixis solo se entiende en un contexto. Por ejemplo: en la expresión «Mis padres arribarán mañana», el adjetivo «mis», el verbo «arribar» y el adverbio «mañana» indican deixis ya que recurre a un punto de referencia que únicamente puede ser identificado de manera contextual.

El hablante, con la deixis, hace que el interlocutor esté en condiciones de identificar aquello a lo que refiere. Esa asociación se posibilita con la inferencia a partir de toda la información adicional brindada por el emisor. En esta comunicación interpersonal, el hablante realiza una presuposición de lo que conoce el oyente, algo que permite optimizar la cantidad de datos compartidos.

Las presuposiciones según la pragmática

Las presuposiciones surgen por lo que se da por sabido. De acuerda a la pragmática, estos supuestos son acerca del contexto y de lo que se necesita para que el proceso comunicativo se complete con éxito.

Si alguien señala «Mi jefe me asignó una nueva tarea», se presupone que el hablante tiene un empleo. No es necesario que primero aclare que cuenta con un trabajo ya que, al aludir a su «jefe», se entiende que en la actualidad del mensaje el protagonista ejerce algún tipo de actividad laboral bajo relación de dependencia.

Análisis de los factores contextuales

El análisis de los factores contextuales, en definitiva, es la clave de la pragmática. Como ya mencionamos, el registro de lenguaje y otras variables hacen que un enunciado pueda interpretarse de distintas maneras según el lenguaje.

«Hoy está lindo» es una expresión que, pronunciada en un día soleado, se interpreta literalmente (se acepta a nivel social que los rayos del sol ofrecen condiciones ambientales agradables). Pero si la frase se expresa en una conversación que se desarrolla en una jornada con tormentas y una temperatura de 2 grados bajo cero, refleja sarcasmo o la intención de hacer un chiste.

En los medios de comunicación, en tanto, son habituales los eufemismos. Un periodista puede comentar que un futbolista golpeó a otro en sus «partes nobles» para no referirse explícitamente a los genitales. No se supone, sin embargo, que las piernas o los brazos no sean «nobles».

Un discurso político que busca la persuasión también debe analizarse en su contexto. El expresidente argentino Carlos Saúl Menem, en su campaña electoral, clamaba: «¡Síganme! ¡No los voy a defraudar!». Era sencillo inferir, en ese marco, que «seguirlo» era votarlo. Hoy un joven que pide que lo «sigan» lo más probable es que se refiera a su presencia en las redes sociales.

Cómo citar este artículo Julián Pérez PortoPublicado por Julián Pérez Porto, el 19 de octubre de 2023. Pragmática - Qué es, orígenes, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/pragmatica/
Buscar otra definición
x