Definición de principio de inercia

Las leyes de Newton son tres principios propuestos por el matemático y físico inglés Isaac Newton (16431727). Estos postulados permiten brindar una respuesta a la mayoría de los problemas que se plantean en la mecánica clásica respecto al movimiento de los cuerpos.

Principio de inercia

La primera ley de Newton es conocida como principio de inercia y señala que los cuerpos no cambian su estado de movimiento o de reposo si no se les aplica una fuerza, o si la resultante de las fuerzas aplicadas resulta nula.

Dicho de otro modo, de acuerdo al principio de inercia un cuerpo se mantiene en movimiento rectilíneo uniforme o en reposo a menos que reciba la influencia de una fuerza. El equilibrio aparece cuando la resultante de las fuerzas que inciden sobre él es nula.

Del principio de inercia se desprende que los cuerpos se oponen a la modificación de su estado de movimiento o de reposo. La inercia, de hecho, es dicha oposición. Cabe recordar, por otra parte, que una fuerza es el agente que puede generar una variación en el estado del objeto.

En definitiva, se necesitan fuerzas externas para que un cuerpo abandone su movimiento rectilíneo uniforme o su reposo. Por lo tanto, sin un impulso, una fricción, un rozamiento, etc., el elemento en cuestión mantendrá siempre su velocidad constante, incluso cuando esta sea nula.

El principio de inercia nos revela que, si tenemos un cuerpo en reposo (sin movimiento), el mismo no se desplazará nunca a menos que se le aplique una fuerza. Una caja, por citar un caso, solo se moverá si alguien la empuja. Un cuerpo que se desplaza en una superficie sin rozamiento, por otro lado, conservará su velocidad constante por tiempo infinito, hasta que sea forzado a frenar mediante fuerzas de fricción u otro mecanismo.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de principio de inercia (https://definicion.de/principio-de-inercia/)

Buscar otra definición