Definición de

Sustentabilidad

La sustentabilidad, también conocida como sostenibilidad, es la capacidad de satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la posibilidad de las generaciones futuras para satisfacer las suyas. Implica la puesta en marcha de sistemas de gestión ambiental, así como de un uso responsable de los recursos sociales y económicos para garantizar un desarrollo sostenible y la conservación del medio ambiente a largo plazo. Busca promover prácticas que minimicen el impacto ambiental negativo, fomentando la equidad, la justicia y la resiliencia en las comunidades y en el planeta en su conjunto.

Mano sosteniendo un modelo del planeta Tierra en verde

La sustentabilidad es hacer un uso responsable de los recursos naturales, pensando a futuro.

Si tienes poco tiempo, revisa el índice o el resumen con los puntos clave.

Importancia

La importancia de la sustentabilidad a nivel global es fundamental debido a los desafíos ambientales, sociales y económicos que enfrenta la humanidad en el siglo XXI.

A continuación repasamos algunos aspectos claves de la sustentabilidad:

  • preservación del medio ambiente: esto incluye la conservación de la biodiversidad, los ecosistemas naturales y la calidad del aire y del agua. Esto es crucial para mantener la salud del planeta y garantizar un hábitat adecuado para las generaciones presentes y futuras;
  • mitigación del cambio climático: la adopción de prácticas sostenibles es esencial para mitigar el cambio climático y sus impactos devastadores. La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, la transición hacia fuentes de energías renovables y la promoción de estilos de vida más sostenibles son medidas esenciales en este sentido;
  • equidad social y justicia: la sustentabilidad no se limita al medio ambiente, también aborda cuestiones sociales como la equidad, la justicia y la erradicación de la pobreza. Promueve el acceso equitativo y el uso sostenible de recursos básicos como el agua potable, la alimentación y la energía, y busca reducir las disparidades económicas y sociales entre diferentes grupos de población, tanto a nivel local como global;
  • resiliencia ante crisis: la adopción de prácticas sustentables puede aumentar la resiliencia de las comunidades y las economías frente a crisis y desastres naturales, como huracanes, sequías e inundaciones. La diversificación de las fuentes de energía, la gestión sostenible de los recursos naturales y la construcción de infraestructuras resilientes son aspectos claves;
  • conservación de recursos naturales: la sobreexplotación de recursos naturales como los bosques, los océanos y los suelos representa una amenaza para la sostenibilidad a largo plazo. La adopción de prácticas de consumo y producción sostenibles es fundamental para conservar estos recursos y garantizar su disponibilidad para las generaciones futuras.

En resumen, la sustentabilidad a nivel global es esencial para abordar los desafíos interconectados que enfrenta la humanidad en el siglo XXI, desde la preservación del medio ambiente hasta la promoción de la equidad social y la construcción de comunidades resilientes. Es un enfoque integral que busca garantizar un futuro viable y próspero para las generaciones venideras.

Paneles solares

Los paneles solares convierten la energía del sol en electricidad.

Energías renovables

Las fuentes de energías renovables se regeneran naturalmente y son virtualmente inagotables a escala humana. Entre los ejemplos más conocidos tenemos los siguientes:

  • energía solar: proviene de la radiación del sol y se puede convertir en electricidad mediante paneles solares fotovoltaicos o en calor mediante paneles solares térmicos;
  • energía eólica: se genera a partir del viento mediante turbinas eólicas que convierten su energía cinética en electricidad;
  • energía hidroeléctrica: se obtiene del movimiento del agua, generalmente a través de la construcción de represas o embalses que aprovechan la energía cinética del agua para generar electricidad;
  • energía geotérmica: proviene del calor almacenado en el interior de la Tierra y se puede aprovechar mediante la perforación de pozos geotérmicos para generar electricidad o proporcionar calefacción directa;
  • energía de biomasa: se deriva de la materia orgánica, como residuos sólidos agrícolas, forestales o desechos orgánicos, que se queman o fermentan para generar calor, electricidad o biocombustibles;
  • energía de mareas: se aprovecha el movimiento de las mareas para generar electricidad mediante el uso de turbinas submarinas.

La eficiencia energética es la optimización del uso de la energía para reducir el consumo y minimizar el desperdicio. Implica la implementación de tecnologías y prácticas que permiten obtener los mismos o mejores resultados con una inversión menor. Esto puede incluir desde la mejora de la eficiencia de los equipos y dispositivos hasta la optimización de los procesos industriales y el diseño de edificios que aprovechen mejor la energía.

La combinación de energías renovables y la eficiencia energética es fundamental para avanzar hacia un modelo energético más sostenible y reducir la dependencia de los combustibles fósiles, contribuyendo así a la mitigación del cambio climático y la preservación del medio ambiente.

Turbinas eólicas

A partir del viento es posible obtener electricidad, gracias a las turbinas eólicas.

Herramientas y estrategias

Promover la sustentabilidad implica el uso de una variedad de herramientas y estrategias. Comencemos por las certificaciones verdes, programas que evalúan y certifican la sostenibilidad ambiental de edificios, productos, procesos o servicios. Algunas de las más conocidas son LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental), BREEAM (Método de Evaluación Ambiental de Edificios), y EDGE (Excelencia en Diseño para Mayores Eficiencias). Éstas proporcionan estándares reconocidos internacionalmente para fomentar la edificación verde.

Las campañas de concienciación ambiental, por otra parte, son esenciales para motivar cambios de comportamiento a través de la educación ambiental. Pueden incluir actividades como la divulgación en medios de comunicación, eventos de participación comunitaria, programas educativos en escuelas y universidades, y campañas en redes sociales. El objetivo es informar a las personas sobre el impacto positivo que pueden tener sus acciones individuales en el medio ambiente y promover prácticas más sustentables en la vida cotidiana.

Las tecnologías emergentes también juegan un papel crucial en la promoción de la sustentabilidad al ofrecer la posibilidad de enfrentar los desafíos ambientales por medio de la innovación sostenible. Esto puede incluir:

  • avances en energías renovables (como sistemas de almacenamiento de energía más eficientes o paneles solares de próxima generación);
  • desarrollo de transporte sostenible (como vehículos eléctricos o sistemas de transporte público inteligentes);
  • tecnologías de reciclaje y gestión de residuos más eficientes;
  • soluciones de monitorización y gestión ambiental basadas en datos y análisis.
Cómo citar este artículo Tes NehuénPublicado por Tes Nehuén, el 27 de febrero de 2024. Sustentabilidad - Qué es, definición, importancia y herramientas. Disponible en https://definicion.de/sustentabilidad/
Buscar otra definición
x