Definición de teratogénesis

El concepto de teratogénesis no forma parte del diccionario de la Real Academia Española (RAE), aunque la publicación sí reconoce el término teratogénico. Se trata de un adjetivo que califica a aquello que provoca una deformación o una anomalía en el feto.

Teratogénesis

No obstante, eso no impide que podamos conocer su origen etimológico. En concreto, deriva del griego, de teratógeno que es fruto de la suma de tres componentes de dicha lengua:
-”Teratos”, que es equivalente a “monstruo”.
-El verbo “gen”, que puede traducirse como “producir”.
-El sufijo “-o”, que se utiliza para indicar al “agente”.

La teratogénesis, por lo tanto, se asocia a la acción de un agente de tipo teratogénico sobre un embrión. Puede tratarse de un organismo o una sustancia que genera una malformación congénita en la etapa de gestación.

En sus orígenes, la noción se aplicaba a las alteraciones de la anatomía que podían observarse a simple vista. Con los años, la teratogénesis comenzó a referirse también a los cambios microscópicos y a los trastornos funcionales y conductuales que se generan en la gestación.

Los virus, los fármacos, la radiación y los cambios metabólicos de la madre son algunos de los agentes causantes de la teratogénesis. El alcohol y la nicotina, por ejemplo, pueden provocar teratogénesis ya que, según diversos estudios, favorecen que el niño sea más pequeño e incrementan la posibilidad de desarrollo de un retardo mental.

Muchos estudios se han llevado a cabo para poder conocer si determinados fármacos pueden provocar o no teratogénesis. El fruto de los mismos han sido varias clasificaciones de esos, entre las que se encuentran las siguientes:
-Si se parte de lo que es la frecuencia, hay teratógenos frecuentes, ocasionales, infrecuentes o directamente no teratógenos.
-En el caso de que se establezca el criterio de la importancia, dichos medicamentos pueden ser teratógenos probables, probados, posibles, improbables y no teratógenos.

Una mujer embarazada sometida a un elevado nivel de radiación puede derivar en un caso de teratogénesis, ya que las ondas radiactivas pueden provocar la mutación del ADN. Si la mujer ingiere alimentos con altas dosis de pesticidas o con otras sustancias químicas, el feto también puede desarrollarse con malformaciones.

Las alteraciones que generan la teratogénesis se suelen clasificar en dos grupos: las menores, que son las que traen consigo retrasos en lo que es el desarrollo del comportamiento del individuo en cuestión, y las mayores. Estas últimas se engloban también bajo la denominación de focomelia y vienen a ser malformaciones que se identifican por generar lo que es la ausencia de elementos musculares u óseos en piernas o brazos, por ejemplo. El resultado de estas es, por tanto, que la persona directamente presente un muñón en esas extremidades.

Incluso ciertas medicaciones que son beneficiosas para la madre pueden convertirse en el origen de la teratogénesis. Se ha demostrado que fármacos que se emplean para el control de la epilepsia provocan daños espinales al feto.

Aunque se han podido descubrir, en gran medida, muchas de las causas de la teratogénesis, existe aún un elevado porcentaje de casos en los que se sigue sin saber porqué la misma ha tenido lugar.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de teratogénesis (https://definicion.de/teratogenesis/)