Definición de arcoíris

Al acudir al diccionario que desarrolla la Real Academia Española (RAE), podemos advertir que el término arcoíris también puede escribirse como una expresión de dos palabras: arco iris. En ambos casos, la noción alude a un fenómeno óptico que aparece con ciertas condiciones meteorológicas.

Arcoíris

Un arcoíris es un arco formado por franjas de distintas colores, que se genera por la reflexión o la refracción de la luz del sol en el agua dispersa en la atmósfera. Esto se debe a que la luz solar se descompone en el cielo cuando atraviesa las gotas de agua. Por eso el fenómeno suele aparecer cuando llueve y, de manera simultánea o casi inmediata, la luz del sol se filtra entre las nubes.

El arcoíris exhibe una línea roja hacia su parte exterior y una línea violeta hacia la zona interior, pasando en el medio por otras tonalidades. Los colores, con diferentes variantes en cuanto a la intensidad, son los siete fundamentales: violeta, azul, cian, verde, amarillo, naranja y rojo. En ocasiones, se produce un fenómeno de arcoíris doble, donde al arcoíris tradicional se le suma uno menos intenso con los colores invertidos.

Más allá de la explicación de la ciencia, el ser humano ha ensayado diferentes hipótesis sobre la aparición del arcoíris a lo largo de la historia. La tradición bíblica, por ejemplo, sostiene que el arcoíris es una creación de Dios como testimonio de la promesa que le hizo a Noé respecto a que nunca más habrá un diluvio universal.

Algunas leyendas, por otra parte, sostienen que el arcoíris es una especie de puente que vincula el cielo con la Tierra. Solo cuando aparece el arcoíris, al final de él, es posible ver a un duende que carga una olla llena de oro.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de arcoíris (http://definicion.de/arcoiris/)

Definiciones Relacionadas