Definición de aspirina

Aspirina es una marca registrada que, con el tiempo, se convirtió en un sustantivo común para denominar al ácido acetilsalicílico. Este fármaco se emplea como antipirético (para disminuir la fiebre) y como analgésico (para mitigar el dolor).

Aspirina

La marca Aspirina pertenece a Bayer, una compañía farmacéutica y química con sede en Alemania. Bayer, al igual que muchos otros laboratorios, presenta la aspirina en diferentes formatos (como comprimidos, granulados, comprimidos efervescentes, granulados efervescentes, etc.).

Se cree que el ser humano comenzó a aprovechar el ácido salicílico que se encuentra en las hojas de los sauces (género Salix) hace más de 2.400 años. Mucho más cerca en el tiempo, en 1853, el francés Charles Frédéric Gerhardt logró sintetizar ácido acetilsalicílico a partir de la combinación de salicilato de sodio y cloruro de acetilo.

Por lo general la aspirina es un remedio de venta libre: es decir, no se necesita una receta firmada por un médico para su adquisición en una farmacia. Es habitual que una persona ingiera aspirinas cuando le duele la cabeza, la espalda o los músculos o cuando tiene síntomas de resfriado o gripe. De todos modos, lo más conveniente es consultar siempre a un médico antes de recurrir a cualquier tipo de remedio.

En ciertos casos un médico puede sugerir el desarrollo de una terapia con el consumo diario de aspirina, ya que podría contribuir a reducir el riesgo de un ataque cardíaco. Sin embargo, dicha recomendación no es válida para cualquier individuo: quienes presentan antecedentes de hemorragias o tienen ciertas alergias no deben adoptar una terapia de esta clase, por ejemplo.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de aspirina (https://definicion.de/aspirina/)

Buscar otra definición