Definición de bólido

El vocablo griego bolís pasó al latín como bolis, que luego llegó al francés como bolide. En nuestro idioma se convirtió en bólido, un concepto que alude a un cuerpo que alcanza una enorme velocidad.

Bólido

Por ejemplo: “El bólido impactó contra el muro de la casa y lo destruyó”, “El piloto italiano ganó la tradicional carrera con un bólido de origen alemán”, “Los pobladores locales se sorprendieron al ver un gran bólido en el cielo”.

De acuerdo a la Real Academia Española (RAE), un bólido puede ser un automóvil capaz de desplazarse a gran velocidad. El término, en este caso, suele emplearse respecto a los vehículos de competición: “El corredor alemán expresó su disgusto por el bólido que le toca conducir, ya que considera que no es competitivo”, “Todos los bólidos que participan de esta categoría cuenta con motores de origen nacional”, “El joven mexicano invirtió un millón de dólares para preparar su bólido”.

En el campo de la astronomía, por otra parte, se llama bólido a un cuerpo formado con materia cósmica que, por su tamaño, se puede advertir a simple vista y que atraviesa la atmósfera a gran velocidad. Por lo general los bólidos se observan como globos o pelotas que finalmente estallan y se fragmentan.

Los bólidos son meteoros fulgurantes que, a medida que avanzan por el cielo, dejan una estela luminosa. Al estallar, generan un gran estruendo y terminan llegando a la superficie divididos en múltiples pedazos, aunque muchos de ellos pueden desintegrarse en el aire.

Es importante señalar las diferencias que existen entre meteoro, bólido, meteoroide y meteorito; si bien en el habla cotidiana estos términos se usan de forma indiscriminada, la realidad nos demuestra que estos conceptos poseen definiciones que los separan claramente. Un meteoro es una partícula que entra en la atmósfera y se desintegra antes de colisionar con el suelo; a lo largo de su recorrido se puede observar un rastro luminoso que solemos asociar con el concepto de estrella fugaz.

Un bólido, por su parte, es un meteoro, como bien se menciona más arriba, pero tiene la particularidad de poseer una magnitud menor a -4, la misma de Venus; su tamaño es mayor y producen sonidos y ruidos muy característicos. Luego tenemos los meteoroides, partículas de poco tamaño (su diámetro puede medir entre 100 micrómetros y 50 metros), generalmente restos de asteroides o cometas, que se mantienen en órbita alrededor del Sol.

Los meteoritos, por último, son aquellos meteoroides que no llegan a desintegrarse completamente en la atmósfera una vez que impactan con nuestro planeta.

En Argentina existe la expresión andar como bola sin manija, que puede interpretarse como un movimiento sin rumbo, sin un objetivo claro, propio de la persona que se encuentra perdida en la vida a causa de estar atravesando una situación difícil, entre otras posibilidades. Muy amenudo nos encontramos con una versión incorrecta de esta expresión, que presenta el término bólido en lugar de bola; dado que el primero hace referencia a boleadora, un arma típica de los aborígenes que se lanza contra las presas, no existe ninguna relación entre ambos.

Otro error común consiste en escribir bólido con V, algo que no puede justificarse de ninguna manera dado que la palabra vólido no forma parte de nuestra lengua. Curiosamente, sí existe volido, sin tilde en la O, la cual el diccionario de la Real Academia Española refiere a vuelo.

Por fortuna para la palabra bólido, sí forma parte de alguna que otra expresión. Por ejemplo, es posible decir ir como bólido para describir la acción de quien avanza a gran velocidad, con prisa. Es probable que la confusión entre bólido y bola haya surgido por la presencia de esta expresión.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2016. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de bólido (https://definicion.de/bolido/)
Top