Definición de

Comunismo de guerra

Comunismo de guerra fue un modelo político y económico que se puso en marcha durante el invierno de 1918 en Rusia. Impulsado por los bolcheviques, el plan tenía el objetivo de superar las dificultades derivadas de la guerra civil y avanzar en la construcción del socialismo.

El diseño y la ejecución del comunismo de guerra fueron llevados a cabo por el Consejo de Comisarios del Pueblo, el principal órgano de gobierno. El programa se inició en el tramo final de 1918 y se extendió hasta comienzos de 1921, cuando fue reemplazado por la NEP (Nueva Política Económica).

Socialismo

El comunismo de guerra se aplicó entre 1918 y 1921.

El contexto histórico del comunismo de guerra

Para entender qué es el comunismo de guerra, primero hay que analizar su contexto histórico. A partir de la Revolución rusa de 1905, el Imperio encabezado por el zar Nicolás II de Rusia dejó de ser una monarquía absoluta y se convirtió en una monarquía constitucional.

Doce años después, en 1917, una nueva acción revolucionaria terminó con la disolución del Imperio ruso y la abdicación del zar. Con la Revolución de Febrero, el zarismo cayó y se instauró un gobierno provisional, mientras que la Revolución de Octubre acabó con dicho gobierno y dio el poder a los bolcheviques.

Este sector bolchevique, con Vladimir Lenin como líder, constituía una facción del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia (POSDR). Proponía una alianza de los obreros con los campesinos para derrocar a la autocracia y buscaba la instauración de una dictadura del proletariado para propiciar la construcción del socialismo. El otro bando mayoritario del POSDR era el de los mencheviques.

La Revolución de Octubre, de este modo, permitió la creación de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia (RSFS de Rusia, más conocida como Rusia bolchevique o Rusia soviética), gobernada por el Consejo de Comisarios del Pueblo que tuvo a Lenin como primer presidente.

Más allá de la fundación de la RSFS de Rusia, en 1917 estalló la llamada Guerra civil rusa. En este conflicto, el Ejército Rojo de los bolcheviques se enfrentó al Ejército Blanco formado por partidarios del zar, liberales, conservadores e incluso mencheviques. El enfrentamiento se extendió hasta 1923, provocando una enorme crisis económica y generando graves consecuencias sociales.

Dirigiente soviético

Vladimir Lenin era el máximo líder de la Rusia soviética cuando se desarrolló el comunismo de guerra.

Provisión de granos

En este marco, el gobierno bolchevique decidió implementar el comunismo de guerra en 1918 con el objetivo de garantizar el sustento del Ejército Rojo y proveer de alimentos a las ciudades para combatir el hambre. Fue aplicado por el Consejo de Comisarios del Pueblo a través del Consejo Supremo de Economía, que contaba con facultades para la confiscación y expropiación de bienes.

La principal justificación del comunismo de guerra fue el desabastecimiento de granos. La Primera Guerra Mundial causó estragos en el campesinado y las ideas bolcheviques no fueron bien recibidas en ese sector, con lo cual la retención de los cereales se volvió frecuente.

Frente a esta realidad, el comunismo de guerra llevó a cabo requisiciones forzosas de los excedentes de granos para abastecer a los habitantes de las ciudades y a los soldados que se encontraban en el frente de guerra. Esta práctica se conoció con el nombre ruso de prodrazviorstka.

Como parte de las medidas del comunismo de guerra también se concretó la colectivización de la tierra, dando nacimiento a granjas colectivas cooperativas (koljoses) y granjas estatales (sovjoses).

El comunismo de guerra y la estatización

Para lograr la desarticulación del capitalismo, el comunismo de guerra avanzó con la estatización de empresas y sectores de la economía. Así, por ejemplo, fueron nacionalizadas todas las compañías que contaban con más de cinco empleados.

Esa nacionalización fue acompañada por la centralización de la administración. El comercio exterior, a su vez, quedó bajo un absoluto control estatal. Por otro lado, se promovió que los propios obreros se involucraran en la gestión de las industrias.

Esta economía de guerra además incluyó el racionamiento de productos básicos y el reparto centralizado de los mismos en las principales urbes de la Rusia bolchevique.

Soldado soviético

Uno de los objetivos del comunismo de guerra era solventar al Ejército Rojo.

Consecuencias de estas políticas

La planificación centralizada de la economía que concretó el comunismo de guerra no tuvo un resultado exitoso. La propia dinámica de la guerra civil dificultó la aplicación de muchas medidas mientras que otras no dieron los frutos esperados. Además se registró un fuerte rechazo de sectores de campesinos y obreros, con lo cual estallaron rebeliones y revueltas.

El comunismo de guerra terminó acentuando la hambruna. La producción agrícola cayó, la gestión obrera de la industria resultó deficiente y emergió un mercado negro para evadir las restricciones oficiales.

Del comunismo de guerra a la NEP

La situación económica y social hizo evidente la necesidad de un cambio. De esta forma, en el X Congreso del Partido Comunista Ruso que se realizó en marzo de 1921 se decidió dejar atrás el comunismo de guerra y poner en práctica la Nueva Política Económica, conocida como NEP por la sigla en ruso.

La NEP supuso el regreso a algunas formas capitalistas. Se habilitaron ciertas formas de propiedad privada, se incentivó la llegada del capital extranjero con concesiones y se reemplazó la requisa del excedente agrario por impuestos en especies. Asimismo se realizó una reforma monetaria.

De acuerdo a los analistas, la NEP contribuyó a la recuperación de la economía rusa, deteriorada con la Primera Guerra Mundial y luego como consecuencia de la guerra civil. Sin embargo, no sirvió para propiciar la industrialización. En 1928, ya con Iósif Stalin (Joseph Stalin o José Stalin) al frente, fue sustituida por el primer plan quinquenal.

La creación de la URSS

No se puede dejar de mencionar que, mientras duró el comunismo de guerra, se produjo el nacimiento de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviética (URSS). El tratado de creación se firmó a fines de 1922.

De este modo, la RSFS de Rusia se unió a la República Socialista Soviética de Ucrania (RSS de Ucrania), la República Socialista Federativa Soviética de Transcaucasia (RSFS de Transcaucasia) y la República Socialista Soviética de Bielorrusia (RSS de Bielorrusia) para establecer un nuevo Estado. Si bien cada república mantuvo autonomía para la administración interna con su propio Partido Comunista al mando, el poder legislativo de la URSS se concedió a un Sóviet Supremo, encargado de la elección del Presídium del Sóviet Supremo y del Consejo de Ministros.

Cómo citar este artículo Julián Pérez PortoPublicado por Julián Pérez Porto, el 20 de abril de 2023. Comunismo de guerra - Qué es, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/comunismo-de-guerra/
Buscar otra definición
x