Definición de

Cronotropismo

Se denomina cronotropismo a un cambio en la periodicidad o en la velocidad de un fenómeno. El término, que no está incluido en el diccionario de la Real Academia Española (RAE), se forma con el elemento compositivo crono-, cuyo significado es “tiempo”.

Frecuencia cardíaca

La idea de cronotropismo se puede utilizar respecto a una alteración de la frecuencia cardíaca. El efecto cronotrópico puede ser positivo (produciendo una aceleración de la frecuencia) o negativo (cuando la frecuencia cardíaca disminuye).

Gráfico de frecuencia cardíaca

La frecuencia cardíaca puede presentar tropismos positivos o negativos.

Hay fármacos que provocan el cronotropismo positivo. A estas sustancias se las conoce como fármacos cronotrópicos y se caracterizan por incrementar la frecuencia cardíaca. Algunos de los más comunes son los siguientes: bloqueadores beta (como el metoprolol y el propranolol), agonistas beta-adrenérgicos (como el isoproterenol y la dobutamina), bloqueadores de los canales de calcio (como la verapamilo y la diltiazem) y digoxina.

Recordemos que los fármacos son sustancias químicas que se emplean para prevenir o tratar una enfermedad. Los fármacos actúan en el organismo mediante la interacción entre una molécula farmacológica y otra molécula que ya se hallaba en el cuerpo.

Las moléculas orgánicas a las cuales el fármaco se adhiere para luego modificarlas se llaman receptores farmacológicos. Los fármacos cronotrópicos, en este marco, causan el cronotropismo positivo tras interactuar con los receptores farmacológicos.

Capacidad de autoexitarse

También se menciona como cronotropismo a la capacidad de autoexcitarse que tienen las fibras cardíacas del nódulo sinusal. Este cronotropismo hace que se puedan ocasionar descargas para posibilitar las contracciones rítmicas del corazón de forma automática.

El nódulo sinusal, también conocido como el «marcapasos natural del corazón», es una pequeña estructura situada en la aurícula derecha. Este nódulo es responsable de generar los impulsos eléctricos que controlan la frecuencia cardíaca. Sus fibras cardíacas tienen una propiedad única llamada cronotropismo positivo, lo que significa que tienen la capacidad de autoexcitarse y generar impulsos eléctricos de manera espontánea y regular.

En condiciones normales, el nódulo sinusal establece el ritmo cardíaco al generar impulsos eléctricos a una frecuencia regular. Éstos se propagan a través de las fibras conductoras del corazón, haciendo que las aurículas se contraigan y enviando la señal al nodo atrioventricular (AV) para que los ventrículos se contraigan a su vez. Este proceso garantiza una secuencia adecuada de contracción y relajación cardíacas, lo que permite un flujo sanguíneo eficiente.

Sin embargo, el cronotropismo no se limita solo al nódulo sinusal. Otros componentes del sistema eléctrico del corazón, como el nodo AV y las fibras de conducción, también tienen cierto grado de cronotropismo. Éstos pueden influir en la velocidad de la conducción eléctrica y, por lo tanto, en la frecuencia cardíaca.

Factores desencadentantes

El cronotropismo puede ser modulado por diversos factores, como el sistema nervioso autónomo y ciertas sustancias químicas. Por ejemplo, el sistema nervioso simpático puede aumentar la frecuencia cardíaca a través de la liberación de noradrenalina, lo que produce un efecto cronotrópico positivo. Por otro lado, el sistema nervioso parasimpático puede disminuir la frecuencia cardíaca mediante la liberación de acetilcolina, generando un efecto cronotrópico negativo.

Cabe destacar que la activación del sistema nervioso simpático se asocia a una respuesta de huida o enfrentamiento frente a una amenaza. El equilibrio entre los factores que modulan el cronotropismo es fundamental para un adecuado funcionamiento del corazón.

Modelo del corazón humano

Tanto ciertas sustancias como el sistema nervioso autónomo pueden modular el tropismo del corazón.

Etimología

El término cronotropismo se deriva de dos elementos lingüísticos: crono y tropismo. Crono proviene del griego khronos, que significa «tiempo«. Este elemento se utiliza en palabras relacionadas con el tiempo, como cronología («estudio del tiempo en secuencia») o cronómetro («instrumento para medir el tiempo con precisión»).

Tropismo también proviene del griego, específicamente de tropos, que se traduce como «giro» o «movimiento». El sufijo -tropismo se utiliza en biología para denotar la respuesta de los organismos hacia ciertos estímulos externos.

Cómo citar este artículo Publicado por Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Actualizado el 19 de mayo de 2023. Cronotropismo - Qué es, etimología, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/cronotropismo/
Buscar otra definición
x