Definición de

Estado de resultados

El estado de resultados es un informe que expresa cuáles fueron los ingresos y los egresos de una compañía en un cierto periodo. Se trata de un documento que refleja la situación económica y financiera de la organización.

Puede indicarse que un estado de resultados expone, con detalles y de manera ordenada, cómo resultó el desarrollo del ejercicio en un semestre, un año u otro plazo. Lo que hace es mostrar la rentabilidad que se obtuvo en dicha etapa.

Balance

El estado de resultados muestra las ganancias brutas y las ganancias netas.

Si tienes solo unos segundos, lee estos puntos claves:
  • El estado de resultados es un reporte financiero que recopila datos vinculados a la actividad comercial y operativa de una organización, siendo útil para accionistas, inversionistas y directivos.
  • Este informe obligatorio permite calcular el resultado económico de una empresa mediante el desglose de sus ingresos y gastos, ofreciendo indicadores como ingresos operativos netos, resultado bruto, y el EBITDA, entre otros.
  • Además de mostrar las ganancias y pérdidas de una compañía, un estado de resultados sirve para analizar su rentabilidad, obtener información sobre su flujo de caja y gastos, captar nuevos inversores y tomar decisiones basadas en datos confiables.

Qué es el estado de resultados

El estado de resultados se enmarca en el conjunto de reportes conocidos como estados financieros, los cuales transmiten información acerca de la situación de la economía de una organización. Estos registros recopilan datos vinculados a la actividad comercial y operativa de la entidad, exhibiendo sus resultados en términos monetarios.

La elaboración del estado de resultados forma parte de las tareas de la contabilidad, que es la disciplina dedicada al estudio del patrimonio. Este análisis financiero es útil para accionistas, inversionistas y directivos, además de servir para la confección de un informe de auditoría.

Es importante mencionar que, al igual que sucede con el balance general y la memoria, la confección del estado de resultados es obligatoria. Las empresas deben realizar el desglose de sus ingresos y sus gastos en diferentes categorías para así calcular el resultado, tanto en el momento previo como en el posterior al pago de impuestos.

Contabilidad

Las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) y los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (GAAP) establecen criterios para el desarrollo del estado de resultados.

Los indicadores

El estado de resultados permite conocer distintos indicadores. Los ingresos operativos netos, por ejemplo, se obtienen al registrar los ingresos conseguidos por las actividades y luego restarles las bonificaciones y los descuentos.

Si después se sustraen también los costos de los servicios que se prestaron y/o de los productos que se vendieron, se accede al resultado bruto. Para conocer el resultado de las operaciones ordinarias, se deben quitar entonces los gastos administrativos y de ventas.

Otros indicadores asociados al estado de resultados son el resultado antes de impuestos a las ganancias (que vincula los ingresos financieros, extraordinarios y de ejercicios previos con los gastos del mismo tipo) y el resultado del ejercicio o resultado neto (que incluye el impacto del impacto a las ganancias).

Con este último indicador, asimismo, es posible hacer el cálculo del EBITDA (acrónimo de la expresión inglesa Earnings before interest, taxes, depreciation and amortization), que muestra el resultado antes de la deducción de las cargas financieras e impositivas, las amortizaciones y las depreciaciones. Para los especialistas, el EBITDA transmite el rendimiento operativo real de la firma.

Finanzas

Es importante que una planificación financiera se lleve a cabo según la información del estado de resultados.

La utilidad del estado de resultados

El estado de resultados, como ya indicamos, tiene una gran utilidad. En un sentido amplio, los empresarios, los accionistas y los ejecutivos pueden conocer las ganancias y las pérdidas de la compañía. Además se puede considerar el reparto de dividendos.

Examinando los datos en detalle, el estado de resultados también sirve para llevar a cabo un análisis de la rentabilidad. Incluso brinda información valiosa sobre el flujo de caja y la naturaleza de los gastos.

El estado de resultados, asimismo, puede contribuir a captar nuevos inversores y a acceder a financiamiento. En definitiva, lo que hace el documento es exhibir la rentabilidad de la compañía y permitir la toma de decisiones en base a información confiable.

Su interpretación

La interpretación de un estado de resultados requiere tener en cuenta varias cuestiones. Es habitual que se sugiera considerar referencias externas para poner los datos en contexto.

Un panorama amplio se logra si se compara la información con reportes de la competencia o del sector en general. Esto hace posible advertir si los resultados se encuentran en sintonía con el mercado.

Una comparación de un estado de resultados actual con otros precedentes, por otro lado, posibilita la identificación de tendencias. Así se pueden adecuar o adaptar las operaciones para ganar eficiencia.

Supervisar los márgenes, asimismo, es clave para examinar la rentabilidad. En búsqueda de la optimización, una opción es recortar aquellos gastos operativos que se muestran como innecesarios.

Ver además: Rentabilidad

El estado de resultados y las estrategias de control

El estudio del estado de resultados puede derivar en la implementación de estrategias de control. Si no hay solvencia, una posibilidad es reducir el costo de ventas (y, en contrapartida, aumentar los ingresos por ventas) y los gastos operacionales.

Controlar los costos variables y los costos fijos también ayuda a mejorar el estado de resultados. Analizando el impacto de la deuda a corto plazo y de la deuda a largo plazo, por otro lado, es importante para equilibrar los pasivos y los activos.

Las estrategias de control sobre inventarios constituyen otro mecanismo que puede asociarse al estado de resultados. En todos los casos, se busca que la organización sea más eficiente y, de esta manera, incremente su rentabilidad.

En este punto es imprescindible aclarar que los datos del estado de resultados deben coincidir con la realidad y que no deben producirse errores en el registro. De lo contrario, los indicadores no serán válidos y la toma de decisiones no se realizará según criterios objetivos.

Más en: Presupuesto de ingresos

Llevate gratis el libro digital "Cómo aprender a estudiar" y suscríbete a Definicion.de ↓

Recibe el ebook en segundos 90 páginas con consejos y técnicas de estudio Novedades semanales
Cómo citar este artículo Publicado por Julián Pérez Porto, el 24 de enero de 2024. Estado de resultados - Qué es, utilidad, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/estado-de-resultados/
Buscar otra definición
x