Definición de inhalación

Inhalación es un concepto cuya raíz etimológica se halla en el vocablo latino inhalatio. El término alude al acto de inhalar: aspirar algo, ya sea de forma voluntaria o involuntaria.

Inhalación

Como parte del proceso de respiración, la inhalación es una acción imprescindible para la vida. En el caso del ser humano y de muchos animales, la inhalación permite el ingreso del aire del exterior a los pulmones. Este es el primer paso de la respiración, que implica también expeler el aire ya modificado.

Gracias a la inhalación, un individuo incorpora el oxígeno que necesita para vivir. Luego, mediante la exhalación, expulsa dióxido de carbono. La respiración, por lo tanto, supone un intercambio gaseoso con el medio exterior.

Es importante mencionar que la respiración es un proceso automático: las personas no piensan para llevarlo a cabo, sino que lo hacen involuntariamente. Sin embargo, es posible realizar una inhalación consciente con determinados fines: para relajarse, en el marco de una meditación, etc.

La inhalación también se concreta de otras maneras más allá de la respiración. Puede tratarse de una acción voluntaria para aspirar alguna sustancia narcótica o alucinógena, por citar un caso. Hay quienes inhalan ciertos pegamentos ya que, por sus componentes, generan embriaguez, excitación o somnolencia.

Una estufa que funciona mal, por otra parte, puede provocar una intoxicación por la inhalación de monóxido de carbono. Este gas inodoro se produce con la combustión y, si no sale al exterior a través de una correcta ventilación del artefacto, se acumula en el ambiente: cuando alguien lo inhala, se intoxica y hasta puede morir.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de inhalación (https://definicion.de/inhalacion/)

Buscar otra definición