Definición de

Nebulosa de Orión

La nebulosa de Orión es un objeto astronómico que se encuentra al sur del cinturón de Orión. Se caracteriza por su gran brillo y porque puede visualizarse desde el planeta Tierra a simple vista.

Para comprender con exactitud a qué se refiere el concepto, es importante examinar varios términos. Se debe prestar atención, por lo tanto, a diversos vocablos que se utilizan en el ámbito de la astronomía, que es la ciencia dedicada al estudio de los astros.

Los astros son cuerpos celestes: objetos que se encuentran en el cielo. En el caso de las nebulosas, se trata específicamente de materia luminosa del medio interestelar que se compone de gas y polvo cósmico y cuyo contorno no suele ser preciso.

Objeto astronómico

La nebulosa de Orión se sitúa al sur del cinturón de Orión.

Si tienes solo unos segundos, lee estos puntos claves:
  • La nebulosa de Orión es una nebulosa difusa o iluminada y forma parte del complejo molecular de la nube de Orión.
  • Contiene el cúmulo del Trapecio, un asterismo de cuatro estrellas que fue observado por Galileo Galilei en 1617.
  • Nicolas-Claude Fabri de Peiresc descubrió la nebulosa en 1610 y Charles Messier la incluyó en su catálogo en 1774.
  • Esta nebulosa es fundamental en la formación estelar y alberga unos 150 discos protoplanetarios.
  • Se puede observar desde la Tierra utilizando binoculares o telescopios, principalmente en verano en el hemisferio sur e invierno en el hemisferio norte.

Características de la nebulosa de Orión

A la nebulosa de Orión se la clasifica como una nebulosa difusa o iluminada. Dentro de este conjunto, se la menciona como una nebulosa de reflexión, ya que refleja la luminosidad que emiten estrellas ubicadas en sus cercanías. Las nebulosas de emisión, en cambio, son nebulosas iluminadas que emiten luz por intermedio de un gas ionizado.

Esta nebulosa, también denominada NGC 1976, M42 o Messier 42, se halla junto al cinturón de Orión. En este punto es importante señalar que el cinturón de Orión es un asterismo: una agrupación de estrellas que se puede apreciar desde nuestro planeta. Más allá de esta definición, el diccionario de la Real Academia Española (RAE) indica que asterismo es un sinónimo de constelación (un conjunto de estrellas que, apelando a líneas imaginarias, componen una figura).

Junto a otras nebulosas (como la nebulosa de Cabeza del Caballo y la nebulosa de la Flama), además de estrellas jóvenes y discos protoplanetarios, la nebulosa de Orión forma el complejo molecular de la nube de Orión, en ocasiones llamado complejo de Orión o nube de Orión. En él, hay zonas que pueden percibirse a simple vista en el cielo nocturno, mientras que otras demandan el uso de telescopios o binoculares.

Es interesante señalar que cuatro estrellas de la nebulosa de Orión establecen el asterismo conocido como cúmulo del Trapecio, observado en 1617 por Galileo Galilei (quien, sin embargo, no hizo referencia a la nebulosa). Los vientos solares y la luz ultravioleta que liberan estas estrellas provocan una cavidad en el espacio central de la nebulosa.

Cuerpos celestes

La nebulosa de Orión siempre tuvo un gran interés para la astronomía.

Su descubrimiento

Nicolas-Claude Fabri de Peiresc (15801637) es señalado como el descubridor de la nebulosa de Orión. Este astrónomo francés escribió al respecto en 1610, mientras que en las décadas siguientes otros científicos, cada uno por su parte, advirtieron asimismo su existencia.

En 1774, Charles Messier incluyó a la nebulosa de Orión en su catálogo de objetos astronómicos. Es por su posición en este listado que esta nebulosa también es nombrada como Messier 42 o M42.

Con el paso del tiempo, los conocimientos acerca de la nebulosa de Orión se fueron multiplicando. William Huggins logró ratificar la naturaleza gaseosa de la nebulosa mediante una espectroscopía en 1865; años más tarde, las imágenes astronómicas logradas por Henry Draper permitieron descubrir más detalles.

A partir de 1993, el telescopio espacial Hubble se encargó de brindar una gran cantidad de información sobre la nebulosa de Orión. Este dispositivo ha posibilitado investigar los discos protoplanetarios, las enanas marrones y otros elementos que integran este famoso objeto astronómico.

La nebulosa de Orión y el telescopio Webb

En 2022, el telescopio espacial James Webb pudo tomar imágenes de la nebulosa de Orión de gran valor para los especialistas. Estos aportes están contribuyendo al estudio avanzado de la evolución estelar y la evolución planetaria.

En particular, los astrónomos explicaron que las fotos ayudan al entendimiento del proceso que llevan adelante las estrellas masivas para la transformación de la nube de polvo y gas de la cual surgen. Lo observado, en este marco, resulta útil para conocer el ciclo del nacimiento de las estrellas en su totalidad.

Los Tres Reyes Magos

Localizar a Las Tres Marías ayuda a encontrar la nebulosa de Orión.

Sigue en: Transformación

La formación de estrellas y planetas

De hecho, la nebulosa de Orión cumple un rol muy importante en la formación estelar. La asociación de polvo cósmico que se produce en ella por acción de la gravedad da lugar al desarrollo estelar, que se concreta en las regiones H II (nubes de plasma y gas) al acumularse diversos elementos.

Cuando las estrellas ya están formadas en la nebulosa, inician la emisión de viento solar. Las estrellas jóvenes y las estrellas masivas son las que emiten el viento más fuerte, que incide sobre las nubes de gas.

Los discos protoplanetarios, por otro lado, albergan los diversos procesos físicos que derivan en la composición de planetas. En la nebulosa de Orión, se han observado unos 150 de estos discos.

Ver además: Plasma

Cómo ver la nebulosa de Orión

Ver la nebulosa de Orión es bastante sencillo desde la Tierra. Se la puede observar a simple vista, pero con binoculares o prismáticos se facilita aún más la tarea. Si se dispone de un telescopio, es posible apreciar distintos detalles de la nebulosa.

La nebulosa de Orión se ubica a unos 1350 años luz de la Tierra. Como siempre ocurre con la observación astronómica, lo ideal es ubicarse en un lugar sin contaminación lumínica. Sin embargo, la nebulosa de Orión se puede distinguir incluso desde una gran ciudad.

En el hemisferio sur, la nebulosa de Orión es observable durante el verano. Lo contrario sucede en el hemisferio norte, donde se la puede apreciar en el invierno.

Para encontrarla en el cielo, una opción es ubicar la estrella de mayor luminosidad en la constelación de Orión, llamada Rigel. Cerca de ella, estableciendo la llamada espada de Orión, aparece esta nebulosa.

Otra posibilidad es localizar el cinturón de Orión, que tiene tres estrellas muy brillantes (Mintaka, Alnilam y Alnitak, conocidas coloquialmente como Las Tres Marías o Los Tres Reyes Magos). Hacia el sur, muy próximo al cinturón, se encuentra la nebulosa de Orión.

Llevate gratis el libro digital "Cómo aprender a estudiar" y suscríbete a Definicion.de ↓

Recibe el ebook en segundos 90 páginas con consejos y técnicas de estudio Novedades semanales
Cómo citar este artículo Publicado por Julián Pérez Porto, el 4 de abril de 2023. Nebulosa de Orión - Qué es, características, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/nebulosa-de-orion/
Buscar otra definición
x