Definición de

Telescopio espacial James Webb

El telescopio espacial James Webb es un dispositivo destinado a la investigación del espacio exterior que fue fabricado con el aporte de más de una decena de países. Se trata de un observatorio espacial que es operado en conjunto por la NASA, la Agencia Espacial Canadiense (CSA) y la Agencia Espacial Europea (ESA).

Este telescopio, gracias a una sensibilidad y una resolución nunca antes conseguidas, ya ha posibilitado grandes descubrimientos en el ámbito de la cosmología y la astronomía en general. Por sus características, se lo considera como el sucesor del telescopio espacial Hubble (lanzado en 1990) e incluso del telescopio espacial Spitzer (que cumplió su misión entre 2003 y 2020).

Astronomía

El telescopio espacial James Webb permite la observación astronómica del espacio profundo.

Si tienes solo unos segundos, lee estos puntos claves:
  • El telescopio espacial James Webb, el más grande de la historia, comenzó a planificarse en la década de 1990 como sucesor del Hubble y tiene como foco la espectroscopia infrarroja.
  • A pesar de varios retrasos, principalmente por razones presupuestarias, fue lanzado al espacio el 25 de diciembre de 2021 en un cohete Ariane 5 desde el Puerto Espacial Europeo ubicado en la Guyana Francesa.
  • Equipado con diversos instrumentos, como la Cámara para el Infrarrojo Cercano o el Espectrógrafo para el Infrarrojo Cercano, permite el estudio de objetos celestes desde los planetas en nuestro Sistema Solar hasta exoplanetas y estrellas jóvenes.
  • Desde su lanzamiento, el telescopio ha hecho contribuciones significativas a la astronomía, incluyendo la imagen infrarroja más nítida y profunda del universo distante y la exploración de varias nebulosas y exoplanetas.
  • El James Webb también busca evidencia de vida en otros planetas. Por ejemplo, ha detectado variantes de agua, monóxido de carbono, cianuro de hidrógeno y acetileno en la nebulosa NGC6357, que sugieren la posibilidad de rastros de vida en esa región espacial.

Historia del telescopio espacial James Webb

La historia del telescopio espacial James Webb se remonta a los albores de la década de 1990, cuando comenzó a pensarse en la sucesión del Hubble. Por entonces empezó a considerarse la posibilidad de recurrir a la espectroscopia infrarroja.

El proyecto, de todos modos, experimentó múltiples demoras, muchas de ellas vinculadas a razones presupuestarias. A partir de 1996, la NASA, la ESA y la CSA iniciaron el trabajo en conjunto encabezando el desarrollo, aunque científicos de muchos otros países también hicieron (y continúan haciendo) sus contribuciones.

Conocido en la instancia inicial como telescopio espacial de nueva generación (NGST), en 2002 pasó a denominarse James Webb en homenaje a quien tuvo un rol fundamental en el programa Apolo y fue el administrador de la NASA durante siete años (de 1961 a 1968).

Pese a que en un principio se esperaba lanzar el telescopio espacial James Webb en 2018, finalmente dicha acción se retrasó hasta el 25 de diciembre de 2021. Un cohete Ariane 5, lanzado desde el Puerto Espacial Europeo que se encuentra en la Guyana Francesa, fue el encargado de llevarlo al espacio.

Tras el lanzamiento en cohete, se realizó una corrección de su trayectoria para posicionarlo en órbita en el punto de Lagrange L2, a 1,5 millones de km de la órbita de la Tierra. Luego, los científicos trabajaron varios meses para lograr la correcta calibración y alineación de sus instrumentos.

Espejos

El espejo primario del telescopio espacial James Webb tiene un diámetro de 6,5 metros.

Puede servirte: Calibración

Principales características

El telescopio espacial James Webb es el más grande de la historia. Está preparado para captar la radiación infrarroja y permite ver más allá de las nubes de polvo que suelen obstaculizar la vista de otros telescopios.

Por sus propiedades de avanzada, este telescopio permite el estudio de numerosos objetos celestes, desde los planetas que forman parte del Sistema Solar hasta exoplanetas, pasando por las primeras estrellas y galaxias mucho más jóvenes.

La Cámara para el Infrarrojo Cercano (Instrumento NIRCam), por ejemplo, permite buscar cúmulos estelares y estrellas que se formaron poco después del Big Bang, además de descubrir supernovas, estudiar objetos del Cinturón de Kuiper y analizar galaxias que se encuentran en formación. El Espectrógrafo para el Infrarrojo Cercano (Instrumento NIRSpec), en tanto, se usa para examinar cómo se componen las atmósferas de los planetas extrasolares y la creación de elementos químicos en tiempos remotos, entre otras cuestiones.

La Cámara y el Espectrógrafo para el Infrarrojo Medio (Instrumento MIRI) y la Cámara para el Infrarrojo Cercano y Espectrógrafo sin Ranura (Instrumento NIRISS) también forman parte del equipamiento del telescopio espacial James Webb.

Estrellas

Con el telescopio espacial James Webb se puede estudiar la formación de galaxias y la evolución estelar.

Ver también: Big bang

Descubrimientos del telescopio espacial James Webb

El telescopio espacial James Webb ya ha realizado importantes aportes a la astronomía. En julio de 2022, por mencionar un hito, la NASA dio a conocer los primeros datos espectroscópicos e imágenes a color registradas por el observatorio, entre ellas la imagen infrarroja de mayor nitidez y profundidad del universo lejano.

La nebulosa del Anillo del Sur (a cerca de 2.000 años luz de la Tierra), la nebulosa de Carina, el Quinteto de Stephan y el exoplaneta gaseoso WASP-96b también pudieron ser estudiados gracias al James Webb.

A fines de 2023, en tanto, se publicaron imágenes registradas de los anillos y las lunas de Urano. Los astrónomos explicaron que uno de los logros del telescopio espacial fue la visibilización de la iluminación de los polos de este planeta.

La vida extraterrestre

La búsqueda de vida en otros planetas es otra de las misiones del telescopio espacial James Webb. Al haber detectado cantidades elevadas de agua, monóxido de carbono, cianuro de hidrógeno y acetileno en la nebulosa NGC6357, por ejemplo, los expertos consideran que pueden haber rastros de vida en un disco protoplanetario de dicha región espacial.

También se analiza el posible descubrimiento de una molécula de dimetilsulfuro en la atmósfera de K2-18, un exoplaneta que se sitúa a 120 años luz de la Tierra. Este compuesto, al menos en nuestro planeta, es producido exclusivamente por organismos vivos.

Hay que considerar que, si se ratifica que se trata de dimetilsulfuro, no supone una confirmación de vida extraterrestre. Lo que marcaría es que, de acuerdo a la bioquímica de la Tierra, existirían en K2-18 las condiciones propicias para que pueda llevarse a cabo un proceso de evolución química que sustente la vida.

Llevate gratis el libro digital "Cómo aprender a estudiar" y suscríbete a Definicion.de ↓

Recibe el ebook en segundos 90 páginas con consejos y técnicas de estudio Novedades semanales
Cómo citar este artículo Publicado por Julián Pérez Porto, el 29 de diciembre de 2023. Telescopio espacial James Webb - Qué es, definición, historia y características. Disponible en https://definicion.de/telescopio-espacial-james-webb/
Buscar otra definición
x