Definición de villano

La etimología de villano nos lleva a villanus, un término del latín. Este vocablo, a su vez, procede de villa, que puede entenderse como “casa de campo”. De este modo, la primera acepción del diccionario de la Real Academia Española (RAE) señala que villano es quien vivía en una villa y pertenecía al estado llano, a diferencia de los hidalgos o los nobles.

Villano

A pesar de eso, existen numerosas teorías acerca del término que nos ocupa. Así, hay quienes consideran que villano es una palabra que se creó en la Edad Media. Se venía a usar para hacer referencia a personas sin honor, sin sentido de la moralidad y también capaces de cometer todo tipo de fechorías.

Las personas que vivían en las villas, alejadas de las urbes, eran consideradas en la antigüedad como incultas, toscas, groseras y rústicas. Por eso, villano empezó a emplearse como adjetivo con connotaciones negativas que aludían a esa falta de civilidad.

Los villanos, en este sentido, carecían de los atributos de la nobleza y, de acuerdo a las clases dominantes, podían cometer actos viles y deshonrosos. Por eso, con el correr de la historia, villano se convirtió en un adjetivo empleado para calificar a las personas que llevan a cabo acciones nocivas, dañinas o indignas.

El concepto actualmente suele aparecer en el terreno de la ficción: villano es el personaje malvado que se opone al héroe. En las historias de superhéroes, las telenovelas y las películas de acción, por mencionar apenas algunas posibilidades, siempre hay villanos.

Tomemos el caso de Batman. El justiciero que encarna Bruce Wayne (o, de acuerdo a la traducción al castellano, Bruno Díaz) suele enfrentarse a diferentes villanos para proteger a Gotham City (Ciudad Gótica). En este marco, El Joker (El Guasón), El Pingüino, Riddler (El Acertijo) y Dos Caras son algunos de los villanos que aparecen en las historias protagonizadas por Batman.

No obstante, son muchos los ejemplos de villanos que nos encontramos en el mundo de la literatura o el cine y que han conseguido el mismo protagonismo e incluso más que los personajes centrales a los que se enfrentan:
-El superhéroe Superman ha contado a lo largo de su trayectoria con multitud de villanos dispuestos a acabar con él y a hacerse con el dominio de Metrópolis. Este sería el caso, por ejemplo, de Lex Luthor, Bromista, Ultra-Humanidad o el General Zod.
-Spiderman, por otra parte, también ha contado con numerosos enemigos que le han hecho entregarse a fondo para proteger a sus vecinos. Entre los mismos están The Chamaleon, Sandman, Mysterio, Kraven, Kingpin, Carnage, The Lizard, Venom, el doctor Octopus o el Duende Verde.

De la misma manera, no podemos olvidar que uno de los agentes policiales más importantes de todos los tiempos como es James Bond también tiene villanos contra los que luchar. En su caso, los que consiguieron más relevancia fueron Goldfinger y el Doctor No.

¿Y qué decir de Sherlock Holmes? Este inteligente y sagaz detective en numerosas ocasiones tuvo que verse las caras con el villano Moriarty, que llevaba a cabo todo tipo de acciones criminales.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de villano (https://definicion.de/villano/)