Definición de ácidos grasos

Un ácido es una sustancia que, en disolución, provoca un incremento de la concentración de los iones de hidrógeno. Los ácidos pueden combinarse con las bases para el desarrollo de sales. Graso, por su parte, es aquello que dispone de grasa (sebo, lubricante).

Ácidos grasos

Los ácidos grasos son biomoléculas de constitución lipídica que se forman a partir de una cadena hidrocarbonada lineal y extensa, con un grupo carboxilo en su extremo. Como se puede advertir, es necesario conocer el significado de varios conceptos para comprender qué son los ácidos grasos.

Estos ácidos son biomoléculas: es decir, moléculas que constituyen a los seres vivos. Los lípidos, por otra parte, son aquellas moléculas que se componen sobre todo por hidrógeno y carbono. En cuanto a los grupos carboxilos, son conjuntos de compuestos que tienen un grupo funcional de tipo carboxi o carboxilo (disponen de un grupo hidroxilo y carbonilo en el mismo carbono).

Los átomos de carbono de los ácidos grasos se unen a través de enlaces covalentes, ya sean dobles o simples. En un extremo de la cadena, hay un átomo con tres enlaces libres que ocupan los átomos de hidrógeno, mientras que el resto de los átomos cuentan con dos enlaces libres (ocupados por otros átomos de hidrógeno). En el otro extremo, aparece el grupo carboxilo, que se combina con alguno de los grupos hidroxilos para generar una reacción.

La bicapa lipídica de las membranas plasmáticas de las células se forma con estos ácidos grasos, que pertenecen a los grupos de moléculas conocidos como glucolípidos y fosfolípicos. En el caso de los animales mamíferos (incluyendo al hombre), los ácidos grasos suelen encontrarse como triglicéridos, que se depositan en el tejido adiposo.

Es importante conocer, además de todo lo expuesto, que los ácidos grasos, si tenemos en cuenta lo que es su estructura a nivel químico, se pueden dividir en tres grandes grupos:
-Los monoinsaturados, que en su mayoría derivan de los frutos secos, el salmón, los aceites vegetales como el de trigo…
-Los saturados, que son las grasas. Podemos decir que se pueden encontrar en alimentos que fundamentalmente tienen origen animal como sería el caso, por ejemplo, de la mantequilla, el queso, la carne…
-Los poliinsaturados, que se dividen, a su vez, en dos conjuntos: los ácidos grasos omega 3 y los ácidos grasos omega 6.

En los últimos tiempos, donde se ha producido un aumento notable del número de personas que apuestan por cuidar su alimentación, nos topamos con el hecho que han cobrado un gran protagonismo los alimentos que aportan ácidos grasos omega 3. ¿Por qué? Porque se consideran que traen consigo numerosos beneficios al organismo.

En concreto, se dictamina que favorecen tanto el correcto funcionamiento del cerebro como el del sistema nervioso, sin olvidar por supuesto que hacen lo mismo con el sistema inmune. Eso sin pasar por alto que mejoran de manera notable la presión arterial o la coagulación, entre otros.

Los ácidos grasos omega 6, por otro lado, deben ser ingeridos de manera absolutamente moderada y bajo control. Sí, porque un exceso en el cuerpo de los mismos da lugar a problemas de salud graves como la arterioesclerosis o incluso dificultades de carácter inflamatorio.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de ácidos grasos (https://definicion.de/acidos-grasos/)