Definición de

Erosión fluvial

Erosión fluvial es una expresión que alude al deterioro o a la alteración que se evidencia en un paisaje a raíz de la acción de ríos que fluyen por una cierta zona. Es habitual que la corteza terrestre experimente modificaciones por los sedimentos, la humedad y otras cuestiones vinculadas al entorno acuático y a la energía propia del agua.

Es importante tener en cuenta que, en ocasiones, sucede una erosión superficial (sin llegar a profundidades pero dejando al descubierto elementos subterráneos a partir de un flujo de agua capaz de disolver arcilla y sólidos) y, en otras circunstancias, se despliega una erosión de fondo de cauce (generada por recursos arrastrados por el agua que impactan directamente sobre el fondo de un cauce). Al analizar orígenes y modos de acción, en tanto, se distingue entre erosión localizada, erosión por curva del cauce, erosión general y erosión por estrechamiento de cauce.

Tampoco hay que perder de vista a las instancias del fenómeno, ya que existe una fase mecánica (en áreas elevadas de un río expuestas a un desgaste más significativo), una fase intermedia (porción donde se detectan todavía efectos de la erosión pero en un marco de asentamiento de los materiales desgastados) y una fase sedimentaria (en el último tramo del cauce de un río, con mayor sedimentación y dando pie al modelado de estructuras geológicas).

Formaciones rocosas

El impacto ambiental que tiene la erosión fluvial se evidencia a través de inundaciones, hundimientos, deslizamientos de tierra, etc.

Si tienes poco tiempo, revisa el índice o el resumen con los puntos clave.

Procesos de erosión fluvial

Los procesos de erosión fluvial, una de las modalidades que se reconocen dentro de la erosión hídrica, abarcan múltiples realidades y fenómenos.

Está presente, por señalar un caso específico a modo de referencia, el arrastre, una acción que en este contexto origina un transporte de sedimentos que guarda relación directa con el surgimiento de meandros. Otro motor de cambio de un relieve es la meteorización, nombre que recibe una serie de fenómenos basados en la desintegración de rocas por influencia del sol, el viento, el agua de lluvia, la humedad ambiental y los ríos. Se diferencian aquí la meteorización física (por alteraciones de niveles de humedad o temperatura y actividad de carácter biológico), la meteorización química (motivada por agentes gaseosos propios de la atmósfera o por acción del agua) y la meteorización biológica (ocasionada por diversas clases de seres vivos que terminan modificando rocas).

El choque constante de partículas en estado líquido o sólido contra una superficie, en tanto, genera sobre ella, en mayor o menor medida, un desgaste por erosión. Existe, asimismo, la corrosión como consecuencia de la erosión.

Las pérdidas de materiales y detrimentos de superficies pueden surgir, de igual modo, por una erosión por cavitación, mientras que la abrasión es otro ejemplo de proceso erosivo que afecta a las corrientes fluviales.

Glaciares y contaminación del agua

Hay múltiples tipos de erosión, entre ellos, la llamada erosión glaciar.

Dinámica fluvial

En la dinámica fluvial, una noción esencial al momento de estudiar hidrología e hidrografía, se reconocen procesos súper relevantes para planificar cuencas o llevar adelante proyectos de infraestructura.

Posando la mirada sobre la geomorfología fluvial (disciplina que hace hincapié en relieves, formatos y accidentes geográficos que surgen en superficies terrestres como huella de la presencia de un río) se logra advertir que las aguas continentales están enlazadas a situaciones de sedimentación y erosión. Para comprender más en profundidad el asunto es conveniente saber acerca de líneas divisorias de agua, régimen fluvial (condicionado por el relieve, la intervención humana, la vegetación, la geología, la temperatura que predomina en una cuenca y por el régimen pluviométrico), caudal y cauce de un río, cuenca hidrográfica (se llama de este modo al terreno continental que se caracteriza por tener a un drenaje natural específico) y cuenca de drenaje.

El transporte de sedimentos; el recurso de corte y relleno que contribuye a la identificación de, en el valle de un determinado río, espacios de sedimentación y erosión; cambio de cauce; depósitos aluviales y terrazas fluviales también entran en juego al hablar de dinámica fluvial.

Naturaleza

Aguas estancadas de poca profundidad o suelos saturados dan origen a humedales conocidos como pantanos.

Factores determinantes para la erosión fluvial

Hay diversos factores determinantes para la erosión fluvial. Enumerarlos y clasificarlos ayuda a comprender de qué modo va generándose y cuáles son las características que van identificando a este fenómeno.

Además de las particularidades de los ríos es útil analizar las características de los suelos, instruirse sobre geología y aprender a diferenciar a las rocas. Al respecto, vale mencionar que hay rocas sedimentarias, rocas ígneas y rocas metamórficas.

Influyen, asimismo, ciertas actividades de los seres humanos, la presencia de vegetación, el clima y la precipitación.

Lamentablemente, la erosión fluvial llega a repercutir seriamente en el medio ambiente y en las infraestructuras públicas debido a daños en caminos, puentes, etc; por ocasionar contaminación del agua y por alterar cursos de agua, entre otras consecuencias. El cambio climático, en tanto, está estrechamente vinculado desde la ciencia al incremento de la erosión fluvial. Como propuestas para intentar frenar o tener bajo control el proceso de degradación del suelo consiguen relevancia las barreras vegetativas (las cuales hacen más sencilla la consolidación de bancos y terrazas, así como contribuyen incluso a reducir la escorrentía), las tareas de reforestación y los sistemas de drenaje.

Cómo citar este artículo Verónica GudiñaPublicado por Verónica Gudiña, el 3 de julio de 2023. Erosión fluvial - Qué es, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/erosion-fluvial/
Buscar otra definición
x