Definición de

Investigación no experimental

Al acto y resultado de investigar se lo conoce como investigación. Por lo tanto, este término que procede del vocablo latino investigatio hace referencia a una indagación que se lleva a cabo con la intención de acceder a un conocimiento o dilucidar algo.

Lo experimental, en tanto, es aquello que se basa en la experiencia; que funciona a modo de experimento; o que apela a la búsqueda de una innovación expresiva, técnica o estética.

La investigación no experimental, en este marco, implica un modo de llevar a cabo una labor investigativa. Consiste en el estudio de los hechos o los fenómenos en su ámbito natural, sin que haya una manipulación de los factores por parte del investigador.

Análisis

Una investigación no experimental se basa en la observación y el análisis de variables no controladas ni manipuladas.

Características de la investigación no experimental

En una investigación no experimental, por lo tanto, las variables que se estudian no son controladas ni manipuladas. El investigador se orienta a la observación de los acontecimientos, registrando los datos de manera directa para su análisis posterior.

Resulta sencillo comprender qué es una investigación no experimental si se establece una comparación con una investigación experimental. Cuando se desarrolla una investigación experimental, se trabaja en un ambiente controlado para que las variables se puedan reproducir cuantas veces sea necesario: de este modo, se realizan experimentos (operaciones cuya finalidad es el descubrimiento, la comprobación o la demostración de un principio o un fenómeno).

En una investigación no experimental, en cambio, el investigador no manipula ninguna variable, sino que las observa en el entorno natural para estar en condiciones de hacer una descripción y finalmente proceder a analizarlas, sin apuntar a su reproducción en un marco controlado.

Científico

En una investigación no experimental se estudian los hechos en su ámbito natural.

El rol del investigador

Debido a las características de la investigación no experimental, suele indicarse que el investigador asume un rol de observador. Por supuesto, su labor no consiste en el desarrollo de una observación pasiva, sino que debe recurrir a sus conocimientos para definir qué observar y cómo hacerlo.

Esta tarea abre la puerta para proceder a la descripción detallada de lo observado y al desarrollo del análisis correspondiente. Una vez más, el investigador debe contar con conocimientos científicos para ejecutar estas tareas.

Tipos de investigación no experimental

De acuerdo a su desarrollo, la investigación no experimental puede ser longitudinal o transversal. Estas clasificaciones tienen que ver con cómo se concreta el abordaje de la problemática.

Cuando la investigación no experimental es longitudinal, las observaciones se realizan a lo largo de un periodo temporal. Lo que se hace es examinar variables específicas para conocer su evolución y detectar posibles tendencias.

Por el contrario, una investigación no experimental de tipo transversal se concentra en un único estado. Los datos se obtienen de un momento específico para el examen concreto de las variables que aparecen allí.

La elección de uno u otro método debe vincularse al objetivo de la investigación. Mientras que la investigación no experimental longitudinal contribuye a la comprensión de respuestas o reacciones y de las relaciones entre variables, la investigación no experimental transversal favorece la descripción exhaustiva de un indicador. Ambas investigaciones, por supuesto, pueden completarse.

Cómo citar este artículo Julián Pérez PortoPublicado por Julián Pérez Porto, el 17 de marzo de 2023. Investigación no experimental - Qué es, definición, características y tipos. Disponible en https://definicion.de/investigacion-no-experimental/
Buscar otra definición
x