Definición de antisepsia

El vocablo francés antisepsie llegó a nuestro idioma como antisepsia. El concepto alude al proceso que permite evitar la aparición y eliminar los microorganismos que pueden provocar diferentes clases de infecciones.

Antisepsia

Para el desarrollo de la antisepsia, se utilizan antisépticos. Estos son productos químicos que impiden el desarrollo de los microbios o que los destruye, protegiendo los tejidos del organismo. La antisepsia es imprescindible para minimizar las posibilidades de infección en el marco de una intervención quirúrgica.

Como el propio término lo sugiere, la antisepsia es lo opuesto a la sepsis o septicemia: la infección que se genera por los microbios o sus toxinas que afectan la sangre. Cuando se lleva a cabo la antisepsia, no hay sepsis.

La antisepsia combina el uso de desinfectantes (que se encargan de eliminar los microorganismos que se encuentran en elementos no vivos) y de antibióticos (atacan los microbios presentes en el organismo). Estos antisépticos, a su vez, pueden inhibir el desarrollo y/o eliminar los microorganismos, según el caso.

Los antisépticos más eficaces son aquellos que actúan con rapidez, tienen un espectro amplio y sus efectos se extienden en el tiempo. Así se facilita la antisepsis y se previenen distintos tipos de infecciones.

El alcohol, el agua oxigenada, el yodo y los jabones son los antisépticos más comunes. Se trata de elementos de uso cotidiano, tanto para eliminar patógenos del cuerpo (al lavarse las manos con jabón antes de comer, por ejemplo) como para desinfectar objetos (cuando se aplica alcohol sobre aros o pendientes que atraviesan las orejas).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de antisepsia (http://definicion.de/antisepsia/)

Definiciones Relacionadas