Definición de atrofia

El vocablo griego atrophía pasó al latín como atrophĭa, que luego llegó al castellano como atrofia. El concepto alude a la ausencia de desarrollo de una estructura o parte corporal.

Atrofia

En el terreno de la biología, se denomina atrofia a una disminución del número y/o del tamaño de los tejidos que componen un órgano, el cual pasa a tener problemas de funcionalidad y un menor peso y volumen del habitual.

La atrofia se vincula a una mengua en el tamaño de las células por el detrimento de la masa celular. Estas células atróficas siguen vivas, aunque su funcionamiento se encuentra limitado. Por lo tanto, cuando forman tejidos y órganos, estas estructuras son deficientes.

Existen diferentes tipos de atrofia. Se denomina atrofia senil al trastorno que empiezan a padecer los órganos y los tejidos de un sujeto cuando alcanza una edad avanzada.

La atrofia degenerativa tiene la particularidad de acompañar un proceso que provoca la destrucción de las células. Esto se debe a cambios en el núcleo de la célula y en su citoplasma, que provocan una necrosis.

La atrofia simple, por otra parte, es la más habitual y consiste en una baja del volumen de los elementos musculares, que deriva en el encogimiento de los tejidos. Esta atrofia aparece, por ejemplo, cuando una persona mantiene un ayuno muy extenso.

La atrofia muscular, que provoca parálisis, puede surgir por la malnutrición, el cáncer, un problema cardíaco y otros trastornos e inconvenientes. Su tratamiento requiere inhibir las causas que la provocan y fomentar el desarrollo de la masa muscular.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de atrofia (http://definicion.de/atrofia/)